Economía Chilena y Alemana

Dr. Héctor Varas M.

En más de una ocasión se ha visto en las entrevistas a algunos candidatos presidenciales que comparan a Chile con Alemania, y además periodistas de medios de comunicación nacionales relevantes en sus entrevistas, consultan acerca del gasto social que hace este país y por qué en Chile no se realiza algo semejante, cayéndose fácilmente en la creencia que es posible lograrlo.

Ambas naciones son muy distintas, especialmente respecto de su historia en aspectos sociales, culturales, económicos, políticos y tecnológicos, pero también desde su localización geográfica donde Alemania está cercana a países con población de altos ingresos. Si algo se puede compartir que tanto Chile como Alemania posee economías abiertas, sus exportaciones e importaciones están por sobre el 50% de su PIB (Producto Interno Bruto), 66% en el caso de Alemania y Chile con 52%.

Alemania posee 15,21 veces el producto interno bruto de Chile y en términos de población posee 4,27 veces más que Chile, por ello el ingreso nacional bruto per cápita en Chile alcanza US$ 13.470 y Alemania U$$ 47.060, cifras del año 2020, de lo que se deduce que la productividad de la población alemana supera a la de Chile. Un factor importante causal de esta diferencia es la formación bruta de capital en estos países, la valoración del activo fijo y existencias para dimensionar la capacidad productiva existente, Alemania el 2020 registró US$ 813.479 miles de millones y Chile logró US$ 52.857 miles de millones, es decir 15,39 veces más que Chile.

Si se analiza la deuda pública de Alemania, en 1990 registraba un 20,93% del PIB y para el año 2020 alcanzó 68,7% donde muestra su capacidad para endeudarse, si se compara con Chile, se ha dado una tendencia levemente inversa, en 1990 se tenía 43,44% y 32,54% del PIB durante el 2020.  

Por otra parte, en términos de gasto público, Alemania en 1991 gastaba el 46,30% de su PIB para llegar al 50,8 % en el 2020.  Chile en 1991 poseía un gasto del 21,40% y durante el 2020 logró un gasto del 29,24% sobre el PIB

Como se puede apreciar, Chile realiza un gran esfuerzo, pero no es coherente comparar ambas economías porque Alemania es más intensiva en capital y Chile no lo es, por ello la diferencia productiva entre ambos países. No se puede incrementar el gasto nacional sin que haya un soporte en términos de inversión que lo sustente, Chile debe aumentar su productividad previamente para que sea sostenible en el tiempo.

 

 

Deja una respuesta