Desigualdad Económica en Chile

Dr. Héctor Varas M.

El concepto de igualdad o desigualdad económica siempre ha sido un punto de debate o discusión al interior de la sociedad chilena, especialmente por líderes políticos y ampliamente difundido por los medios de comunicación que inciden en la percepción de la ciudadanía, pero rara vez se recurren a los instrumentos económicos que lo miden y de esta forma evitar de caer en la demagogia.

Desde el punto de vista de la teoría económica existen varios indicadores estadísticos que lo pueden medir, entre ellos el Índice de Gini. Si se analiza históricamente este muestra que la inequidad de distribución del ingreso en Chile ha disminuido significativamente, este Indicador fluctúa por su diseño entre 100 y 0, la cifra de 100 representa  la máxima inequidad posible en el cual una parte de la población captaría todo el ingreso del país, si se dividiera la sociedad en 10 partes iguales, es decir en deciles, un decil captaría todo el ingreso; si el índice tiende a cero, existiría una distribución del ingreso perfecta, plenamente equitativa.

El Índice de Gini medido para Chile, según publicaciones del Banco Mundial, registra que ha tenido una tendencia a la disminución en 1990 donde este registró 57,2; 2000 52,8; 2010 46,0 y en 2017 44,4, es decir la distribución del ingreso ha tenido un mejoramiento significativo.

Por otra parte si se considera un indicador de desigualdad tomando como base los indicadores de Gini, Nelson, Atkinson, Theil y Palma, revelan que 1987 fue el año récord de desigualdad, posterior a la crisis de deuda externa, en aquel entonces el Índice de Gini registró 60, desde allí se presenta una disminución del indicador combinado de desigualdad hasta 2017 (Crispi, 2017).

En función de los antecedentes anteriores, señalan claramente que la desigualdad en Chile ha tendido a disminuir y para continuar en la senda de una mejor distribución del ingreso, se requiere mejorar el desempeño en sectores complementarios a la economía, principalmente aumentar la calidad de la educación que asegure una movilidad social efectiva, especialmente en todos los ciclos de educación y buscar la forma de mejorar el sistema previsional que complemente al actual, administradoras de fondo de pensiones, realizando los ajustes necesarios que permita resguardar  la capitalización de los fondos y la propiedad de estos para sus ahorrantes.

 

 

Deja una respuesta