Riqueza versus Pobreza

Dr. Héctor Varas M.

En los últimos días se ha visto la comparación entre Chile y los países de Europa, planteándose la pregunta ¿cómo en Europa se pagan remuneraciones más altas que en Chile?, ¿por qué en el viejo continente se trabajan menos horas? El precandidato del Partido Comunista es uno de los protagonistas de este tipo de aseveraciones, que al parecer no evalúa las causas de estas diferencias.

En primer lugar, se debe tener en claro porque la productividad del trabajo es superior en países desarrollados, estas economías están más intensificadas en capital que trabajo. Si el trabajo es altamente cualificado se combina con mayor capital aumenta la productividad del trabajo, y por consecuencia sus salarios son más altos, lo que les permite pagar más impuestos sin alterar significativamente su bienestar.

Una de las propuestas políticas de este precandidato es restringir el capital, lo único que conseguirá es disminuir la productividad del trabajo, y en este sentido las remuneraciones. Conduciendo a la población a un menor bienestar. Las ideologías de extrema izquierda señalan que con mayor crecimiento del estado se mitigará la pobreza, lo que es una falacia, porque el Estado requiere tanto del capital como del trabajo para obtener ingresos mediante la tributación, para sustentar sus gastos -entre ellos una mejor base solidaria-, que solo es posible lograrlo con crecimiento. Lo único que podrá financiar en un sistema que pretenda hacer crecer el estado en detrimento de las actividades de emprendimiento empresarial, será la inercia del crecimiento histórico logrado hasta que los recursos se agoten.

Chile tiene un patrimonio logrado histórico mediante el esfuerzo de familias trabajadoras, sustentado en un sistema económico de propiedad privada, lo que ha permitido aumentar el ingreso de cada decil, si bien no ha existido una redistribución del ingreso, no por ello se debe condenar al modelo actual.

¿Por qué no se ha logrado mejorar la distribución del ingreso? Para ello se requiere una mejor educación, es uno de los talones de Aquiles del problema actual, Chile no ha logrado mejorar sus indicadores educativos. Egresan jóvenes con reducidas competencias para continuar la educación superior y para trabajar en el mercado laboral, lo que es fundamental para lograr una mejor redistribución del ingreso y mayor bienestar.

 

Deja una respuesta