Economía Boliviana

 Dr. Héctor Varas M.

Tarapacá es una región fronteriza con Bolivia y este país vecino es un actor relevante en el contexto del comercio que sostiene la zona franca de Iquique, por ello es importante considerar su situación económica, tanto del pasado, presente y futuro inmediato.

Durante el año 2020, Bolivia al igual que otros países del mundo y de América Latina tuvo sus efectos de disminución en la actividad económica derivada la pandemia. Esta economía de acuerdo con estimaciones de organismo internacionales decreció en 8,4% en términos del Producto interno bruto, y el año 2019 logró crecer un 2,0%. Los sectores que más impactaron en el bajo crecimiento se relacionan con la minería metálica y no metálica, construcción, otros servicios, transporte y comunicaciones e industria manufacturera. Por el lado de la demanda, la caída del consumo privado y la baja ejecución de la inversión pública determinaron la contracción de la demanda interna. No obstante, la agricultura y la silvicultura tuvieron un leve desempeño positivo.

La política monetaria durante el año 2020 fue de carácter expansiva triplicando su liquidez durante el año, con una tasa de política interbancaria de carácter estable, sin apreciarse reducciones significativas dado el aumento de la cantidad de dinero en la economía, existiendo una actitud de asumir posiciones en activos financieros en moneda extranjera debido a la incertidumbre existente en el país de tipo política por las elecciones presidenciales como de orden sanitario.

Respecto al comportamiento de su inflación durante el año 2020 ésta fue del 0,7%, y el 2019 tuvo una variación del 1,5%, según informe de Política Monetaria del Banco Central de Bolivia, la que se explica por un reducido consumo debido a la incertidumbre existente.

En las exportaciones bolivianas se apreció una reducción de las ventas de hidrocarburos a Brasil, causado por la disminución de la actividad económica producto del confinamiento en este país.

La pandemia en Bolivia durante el 2020 tuvo una mayor tasa de letalidad que otros países con un 4,8%, donde al no existir exámenes – 702 por cada millón de habitantes – para pronosticar los contagios se generó incertidumbre asumiéndose el confinamiento como medida sanitaria deteniendo en gran parte la actividad económica en trasportes, comercio y restaurantes.

Para el presente año se estima que la economía boliviana tenga una recuperación de su PIB cercana 4,7%, con una inflación cercana al 2,6%.

 

 

Deja una respuesta