Esperanza Constituyente

Dr. Héctor Varas M.

El proceso de una nueva constitución está en proceso, en el próximo mes se elegirán los representantes de la ciudadanía que tendrán que cumplir con la redacción de la Carta Magna que regirá nuestro país en las próximas décadas. Por otra parte, se puede visualizar con esperanza que Chile será uno de los primeros países que podrá lograr normalizar su actividad económica, gracias a los procesos de vacunación que ha logrado sustentar derivado de una experiencia de años de una economía abierta, donde varias empresas, universidades, instituciones públicas han logrado gestionar un proceso de internacionalización exitoso fundamentado en el logro de espacios de alta competitividad internacional, lo que demuestra el dominio de gestión de contratos, servicios logísticos y experiencias de la cantidad de vacunaciones hechas.

Un proceso constituyente también tiene un aprendizaje histórico social, cultural e incluso de tipo organizacional en diversos tipos de entidades públicas y privadas, y se tiene claro que, para lograr un mayor bienestar para la población chilena, se requiere perfeccionar procesos, algunos de carácter constitucional y otros de aspectos normativos específicos, que permitan una mayor eficiencia de instituciones públicas y privadas.

Para lograr un mayor bienestar se requiere que exista más innovación, emprendimiento, capacidad de gestión para continuar avanzando en este proceso de internacionalización de la economía chilena que le permita aumentar sus prestaciones de servicios y producción con un mayor valor agregado, que sea capaz de sustentar las necesidades de la ciudadanía. El Estado por sí mismo no posee las capacidades para lograrlo, y las experiencias históricas que han tratado de que éste sea un órgano productivo y redistributivo exclusivo, han terminado disminuyendo el bienestar de las personas, aumentando su pobreza, e incluso con grandes migraciones a naciones que permite que sus residentes tengan la oportunidad de gestionar sus capacidades productivas y de servicios, con la finalidad de lograr mejores niveles de vida.

Por ello, la elección de los constituyentes debe ser bien reflexionada por la ciudadanía, ellos redactarán las bases de las normativas de los derechos y obligaciones constitucionales, que se de basará en las fuentes de bienestar futuro de los residentes en Chile.

21 de marzo 2021

Deja una respuesta