10% de Fondos de Pensiones

 

Durante la última semana, la decisión de la cámara de diputados acerca de poder liberar el 10% de los fondos de pensiones ha generado expectativas en las personas que ven como una opción de poder hacer uso de estos recursos, que deberían estar destinados para la etapa de la vida jubilar.

 

Esta medida política asumida por los parlamentarios en aprobar la idea de legislar trae consigo un beneficio para aquellos movimientos que se han manifestado con el slogan de “no más a AFP”, lo que la convierte claramente como una medida populista, si se consideran las evidencias previas y las diversas circunstancias que han antecedido a este concepto.

 

Si bien es cierto, que existen necesidades generadas por los efectos en términos de desempleo y pérdida de actividad económica de muchos trabajadores por la pérdida de la capacidad de generar ingresos, debido a las medidas sanitarias que han tenido que tomar las autoridades en términos de cuarentena obligatoria para resguardar la salud pública, éstas no implican que se debe hacer uso de los fondos de pensiones para resolver los problemas urgentes sociales actuales.

 

Se debe dejar en claro que el retiro actual de fondos que están invertidos en activos financieros no necesariamente estarán disponibles en efectivo en forma inmediata, y además sus precios fluctúan en función de la incertidumbre global existente derivados de la pandemia. Por otra parte, no es el período más propicio para vender este tipo de activos cuyos precios actuales están depreciados, y además es muy posible que las expectativas de vender este 10% presionen los precios de algunos activos hacia la disminución de valores.

 

Existen otras alternativas para resolver la iliquidez de las familias provocada por la pandemia, ejemplo de ello, entre muchas otras alternativas, como líneas de financiamiento con tasas de interés subsidiada por el Estado, en función de las rentas permanentes asociada a la educación y activos de capital que posee la persona que necesita estos recursos, y que pueden ser financiados por el gobierno sin necesidad de recurrirse a los fondos de pensiones.

 

En definitiva, hoy se está discutiendo la llave para iniciar un golpe de gracia a los fondos de pensiones, que van hacia una ideología populista de reparto futura, que no tendrá buen destino por la simple razón que la población del sector pasivo será mayor a la laboralmente activa para los próximos años.

 

 Julio 13 del 2020

 

 

 

 

Deja una respuesta