Innovación Tecnológica Naviera

Desde los años cincuenta del siglo pasado se inició la innovación de la distribución física de mercancías con buques porta contenedores, hasta el día de hoy han existido grandes procesos que han optimizado el transporte marítimo con mayor cantidad de contenedores, permitiendo la reducción de los costos de transporte, venciendo la barrera natural del comercio internacional que es la distancia física, que se debe recorrer para alcanzar los grandes centros de consumo como mercado de destino de las exportaciones y de proveerse de economías  industriales en términos de máquinas, partes y piezas para los procesos productivos de Chile.
No obstante, el proceso de aumento de capacidad de los buques portacontenedores trae una serie de desafíos para los operadores de comercio exterior, afectando los volúmenes de limites mínimos exportables que se orientan al mercado de alta densidad poblacional como también para los importadores, exigiendo mayor capital de trabajo para financiar las mercancías en tránsito.
Por otra parte, existen mayores exigencias para todo el sistema logístico en términos de vías de transporte y diversos modos terrestre, aéreo, ferroviario y rodoviario que obliga seguir la dinámica de la innovación en el transporte marítimo.
Además, las actividades portuarias deben alcanzar una mayor eficiencia, tanto en términos estructurales como operacional, para lograr servir a naves que antes transportaban a inicios de los años cincuenta de 600 a 800 contenedores con 137 metros de largo, en los ochenta 3.000 a 4.000 con buques de 250 metros, y a principios de este siglo 8.000 a 10.000 con naves de 340 metros y hasta hoy han alcanzado el transporte de 22.000 contenedores con naves de 399 metros.
Finalmente, los puntos de transferencias logística como puertos deben enfrentar, muelles de mayor dimensión con más profundidad, equipos y máquinas para prestar un servicio eficiente de estiba y desestiba de mercancías, áreas de apoyo, transferencia con mejor infraestructura vial para acceder a los centros comerciales e industriales, que facilite las operaciones con el consiguiente disminución de costos de estos procesos, estos son los desafíos actuales y futuros del sector portuario que incidirán en el desarrollo del comercio exterior de Chile.

Deja una respuesta