Desastre Venezolano

La revolución bolivariana se inició con un gran apoyo de parte de los venezolanos con el surgimiento del liderazgo de Hugo Chávez, un exmilitar golpista, que logró acceder al poder por la vía democrática a partir de la conformación del Partido Movimiento Quinta República, logrando conformar posteriormente el Partido Socialista Unido de Venezuela. Siendo reelegido en reiteradas ocasiones con el sueño de un gobierno populista, tras la promesa de un gran estado benefactor centrando su estrategia productiva en la producción de petróleo, que se pretendió consolidar desde el cambio constitucional de 1999 denominada Revolución Bolivariana que se caracterizó con la nacionalización de industrias estratégicas claves, creación de Consejos Comunales, implementación de programas sociales para dar acceso de alimentación, salud, educación y vivienda a la población venezolana.


Este gran sueño populista, está terminando en un verdadero desastre bajo el liderazgo de su sucesor Nicolás Maduro, un exconductor de buses y exdirigente sindical, que desempeñó varios puestos políticos claves durante el gobierno de Chávez, sucediéndole después de su muerte. Muchos profesionales percibían sueldos de US$ 4.000 al inicio del gobierno de Chávez, hoy solo reciben el equivalente a US$ 40, la disponibilidad de dos horas diarias de energía eléctrica afectó la vida de pacientes electrodependientes, más las enfermedades que han surgido por la insuficiencia de servicios de salud y alimentación. La presencia de cubanos en salud y en las plazas recreativas se ganaron la simpatía inicial de los venezolanos, pero hoy la influencia cubana es rechazada.  Las relaciones con China Popular, Rusia, Turquía Irán y Cuba, más con organizaciones terroristas como Hezbollah y Hamas, que practican entrenamientos en Isla Margarita y Caracas, podrían ser una amenaza potencial para la seguridad de países latinoamericanos y EE. UU. 

Maduro adelantó las elecciones en 2018, muchos venezolanos la califican como fraude electoral por alteraciones de los comicios, para asumir el poder presidencial el 10 de enero. En respuesta de la oposición surgió el 23 de enero un gobierno paralelo desde la Asamblea Nacional de Venezuela, liderado por Juan Guaidó como Presidente Interino de Venezuela reconocido por varios países del mundo, siendo la esperanza para el inicio de la reconstrucción venezolana.











Deja una respuesta