Venezuela

La economía venezolana se ha ido deteriorando a través de los años, basándose en el crecimiento de una estrategia mono exportadora sustentada en la producción de petróleo, modelo que ha perdurado desde 1920, después de desplazar a las exportaciones de café, con un proceso de industrialización fracasado. A inicio de los noventa enfrentó  una de las mayores crisis, a pesar que hubo una serie de intentos de los segundos períodos de los presidentes Pérez y Caldera, entre los años 1989 y 1993, de mejorar la constitución política del Estado, enfrentando dos intentos de golpes y además afectado  por una crisis económica financiera bajo una estructura política bipartidista, terminó con  el descontento de una abstención democrática en las elecciones con la desilusión ciudadana respecto del sistema político, económico y social existente en esos años. Los indicadores socioeconómicos adversos caracterizados con un desempleo cercano a los dos dígitos entre 1983 y 1998, informalidad en el empleo cercana al 50%, inflación del 100%, con devaluaciones constantes de su moneda, 44,83 % y 27,63% de hogares con pobreza y extrema pobreza en 1997, respectivamente. El modelo político y económico que imperaba desde los años cincuenta, basado en la renta del petróleo, no tuvo los éxitos esperados para cumplir con las expectativas de los venezolanos.


Esta situación  otorgó la oportunidad para el surgimiento del movimiento bolivariano liderado por Chávez, con una visión rupturista y modificación constitucional mediante  asamblea constituyente para erradicar el sistema democrático representativo, le permitió  acceder al poder en 1999 con una visión distinta de carácter populista y asambleísta que reencantó en su tiempo a los electores que quedó determinada en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, logrando vencer a las fuerzas opositoras con una fuerte personalización presidencial.  Su gestión se vio facilitada por el aumento del precio del crudo desde el 2003 en adelante, cayendo nuevamente en la tentación del modelo rentista de sus antecesores hasta que nuevamente el precio volvió a disminuir desde  2009, cayendo en una crisis socioeconómica con inflación, no logrando diversificar sus exportaciones para sostener el gasto fiscal requerido sin satisfacer la equidad social prometida.

Deja una respuesta